¿Cómo Manifestar?

La palabra 'manifestación' se usa cada vez más durante estos días, pienso que es el resultado de que cada vez más personas se dan cuenta de que somos cocreadores de nuestra vida.

La vida no nos sucede; la vida tiene mucho que ver con lo que hacemos que suceda.

Manifestar es crear algo o convertir algo de una idea en una realidad. Por eso manifestar va más allá de desear porque para manifestar, la totalidad de ti debe estar sincronizada con lo que estás manifestando. No solo tienes que pensar en ello, también tienes que creer en ello y sentir que es posible.

Manifestar es realmente una práctica de cuerpo, mente y espíritu, es por eso por lo que cuando se trata de manifestar, los sentimientos son aún más importantes que los pensamientos. Literalmente tienes que sentirlo para que se convierta en realidad. Si lo piensas pero en el fondo de tu corazón no sientes que es posible, y no eres capaz de sentir lo que se siente cuando es real, no sucederá.

Si recuerdas de artículos anteriores y volviendo a los principios de la medicina tradicional china, tu corazón es el emperador en tu cuerpo, tu canal de energía del corazón está conectado a tu mente subconsciente que contiene el 90% de tu energía, mientras que tu mente consciente solo contiene el 10%, por lo tanto si tu corazón no es parte de tu proceso de manifestación, el proceso no funcionará.

Además de creer y sentir lo que estás manifestando, también debes estar sincronizado con esa energía en el universo. Y eso me recuerda una cita famosa que dice: "Iguala la frecuencia de la realidad que deseas y no puedes evitar obtener esa realidad". —Bashar

Entonces, ¿cómo igualas esa frecuencia? Bueno, en términos de metafísica china, la forma de abordar esto sería alinear Qi (energía vital) en cuatro reinos: universo, cielo, tierra y hombre.

El universo se refiere fuerzas más allá de ti, el cielo se refiere al tiempo, la tierra trata se refiere a feng shui y el hombre se refiere a tu propia energía y acciones.

Esto parece complicado, y podría serlo. La buena noticia es que cuando practicas Los Cinco Hábitos Matutinos para Tener un Gran Día te enfocas en ti mismo, dejas que tu corazón gobierne y cuando tu corazón gobierna te sincronizas con la energía universal y sus posibilidades ilimitadas.

Es por eso por lo que cuando practicas estos hábitos o incluso otros ejercicios cuerpo-mente de forma regular, ellos tienen un efecto de dominó, hacen que todo en tu vida comience a caer en su lugar y obtengas todo lo que estabas deseando, o cosas que no estabas deseando pero que te das cuenta de que son mucho mejores para ti.

Comments powered by CComment