Logo Facebook Viviana Estrada Logo Instagram Viviana Estrada YouTube Viviana Estrada Twitter Viviana Estrada Linkedin Viviana Estrada Logo Whatsapp Viviana Estrada 

Qi y Feng Shui

 

Si has oído hablar de FengShui seguramente has oído hablar de Qi (se pronuncia “chi”) y seguramente te has preguntado ¿Que es?

Qi es la columna vertebral de la Metafísica China, es el objetivo de estudio de prácticas como feng shui, medicina tradicional china, acupuntura o meditación, por nombrar algunas.  

Qi es la energía que circula y penetra todo en el universo: Qi está dentro de nosotros, alrededor de nosotros y a través de todo el universo.

Qi se conoce como energía vital o fuerza de vida universal porque provee vida a todas las cosas naturales, desde las montañas y los ríos hasta los seres humanos. Pero para que Qi pueda proveer vida, Qi tiene que fluir. Si el flujo de Qi se bloquea causa problemas y eventualmente la vida desaparece.

Qi tiene dos formas básicas: Yin y Yang. Un mundo perfecto o una vida perfecta requieren que haya un balance perfecto entre Yin y Yang.

En nuestro cuerpo Qi fluye a través del sistema de meridianos, un sistema invisible de energía que contiene puntos y centros de reserva energéticos. Todas las enfermedades están causadas por bloqueos del flujo de Qi en ese sistema, cuando los bloqueos se remueven a través de acupuntura u otras técnicas de sanación, restauramos el flujo de Qi y recuperamos la salud.  

En a tierra, Qi fluye en el viento (feng) y se aposenta en el agua (shui). Qi se concibe a través de la interacción entre el universo y las formas naturales en la tierra (ríos y montañas), y es contenido, conducido y/o emanado por esas formas naturales. Qi puede ser favorable y en ese caso hace bien, o desfavorable y en ese caso hace daño.

El feng shui clásico se enfoca en el flujo de Qi sobre la tierra. Después de miles de años de estudios empíricos los chinos lograron establecer unas reglas para evaluarlo y cuantificar sus beneficios en las propiedades, dependiendo de la conexión de las propiedades con el ambiente y la forma en que reciben Qi.

Qi siempre fluye desde el ambiente externo al ambiente interno y el objetivo del feng shui es facilitar el flujo de Qi favorable hacia la propiedad y dentro de la propiedad.

Nosotros no podemos ver el flujo de Qi, pero podemos darnos cuenta de las características que promueven el flujo de Qi favorable y las características que promueven el flujo de Qi desfavorable.

Qi es recibido de afuera, por esto es muy importante evaluar la conexión de las propiedades con el ambiente, basados de la ubicación de sus puertas.

La evaluación de Qi puede hacerse visualmente o través de fórmulas. Si no podemos ver las características físicas de todos modos podemos tener una idea de la calidad de Qi que una propiedad recibe, utilizando fórmulas.

Así sea que hagamos una evaluación visual de formas o utilicemos fórmulas, debemos entender la teoría de los cinco elementos agua, madera, fuego, tierra y metal, que son las fases o movimientos de Qi en el ambiente, generados a partir de la interacción entre yin y yang.

Los elementos pueden ser físicos, por ejemplo, una pileta de agua representa agua, una planta representa madera, una vela prendida representa fuego, un cristal representa tierra y una figura de cobre representa metal. Pero más que todo, los elementos son calculados y representados por la dirección y ubicación de planetas y estrellas en el firmamento. Aplicando la teoría de los cinco elementos podemos alcanzar balance energético y resolver situaciones.

Todo lo que existe está representado por un elemento o una mezcla de elmentos. El feng shui ideal es simple: el ambiente debe producir el elemento de la propiedad y la propiedad debe producir el elemento de los ocupantes, entre más tiempo permanezcan los ocupantes en una propiedad que los produzca, mejor será su vida.

Queda pendiente de próximos artículos para aprender cómo aplicar este simple principio de feng shui o contáctame para aplicar otros principios y obtener mejores y más rápidos resultados.

 

Tu Eres tú Mejor Sanador

 

Es posible que lo hayas oído antes o que no lo hayas hecho, pero a pesar de todo, quiero traerlo a tu atención porque es muy importante que lo tengas en cuenta.

En otras oportunidades lo he mencionado, pero en caso de que esta sea la primera vez que me lees, hay una energía vital que fluye dentro de ti y a través de todo el universo. Esta es la misma energía vital conocida como Qi para los chinos, o como Prana para los hindúes, o como Pneuma para los griegos.

En nuestro cuerpo, esta energía vital fluye a través de canales de energía que se comportan como ríos en la tierra y llevan energía a todos los lugares donde se necesita.

Piensa en lo que sucede cuando el agua de un río se desborda, causa daños a su alrededor. Piensa en lo que sucede cuando el nivel del agua en un río baja o cuando su flujo se interrumpe intencionalmente por un muro de contención en una represa, eso también causa daños alrededor de la zona.

De manera similar, cuando hay desbordamiento o falta de energía vital en el cuerpo, nos enfermamos, emocional, mental, físicamente, o incluso espiritualmente. En otras palabras, cualquier enfermedad e incluso cualquier problema o dolor se debe a un bloqueo o un desequilibrio de energía vital en el cuerpo. Hasta el punto de que cuando el flujo de energía vital se detiene, simplemente morimos.

Pero nuestra naturaleza es tan perfecta, que tenemos una capacidad innata para restaurar nuestro flujo de energía vital y equilibrarla, todo lo que tenemos que hacer es activarla. Como con cualquier habilidad, la práctica hace al maestro, por lo tanto, cuanto más activemos nuestra capacidad de restaurar nuestro flujo de energía vital, mejor lo conseguiremos y más felices y saludables seremos.

Podemos activar esa habilidad cuando ya estamos experimentando algún problema, tristeza, enfermedad o dolor, pero podría ser demasiado tarde, porque en algunos casos restaurar el flujo de energía vital toma tiempo. Es por eso que nuestra mejor opción es activarla ahora y mantenernos, lo más posible, lejos de la angustia emocional, mental, física o espiritual.

La activación de esa habilidad se realiza a través de la visualización, el movimiento, la respiración y el sonido. Hay diferentes técnicas y todas ellas están a nuestro alcance, pero están fuera del alcance de este artículo. Si deseas saber más sobre ellas, por favor contáctame.

Mientras tanto, te sugiero que cierres los ojos, relajes los hombros y respires profunda y lentamente, inhalando y exhalando a través de la nariz. Cuando respires, visualiza una hermosa luz que entra a través de cada célula de tu cuerpo. Cuando exhales, visualiza cualquier problema, enfermedad, tristeza o dolor que convirtiéndose en humo y alejándose de ti.

¡Sonríe y haz de este día un hermoso día!